Filosofía

« Volver atras

En Mayo de 1913, Francesc Enrich dejó su pueblo natal de Argençola para instalarse en Barcelona y aprender el oficio de panadero. En 1921 abrió su primera panadería donde años más tarde enseñaría el oficio a su hijo y también a su nieto.
Actualmente, Forns Enrich trabaja desde un nuevo obrador principal situado en Sitges desde donde suministramos a nuestras tiendas y realizamos servicios de catering y restauración.
El espíritu de nuestra empresa es la elaboración artesanal de todos nuestros productos, desde la masa madre de nuestro pan hasta nuestras especialidades tradicionales. Es una prioridad que hemos querido conservar a pesar del importante crecimiento y renovación por la que hemos apostado. Nos enorgullecemos de la gran calidad y variedad de producto que ofrecemos a nuestros clientes.

Nuestra pasión por el mundo de la panadería nos impulsa para seguir innovando cada día con la creación de nuevos sabores, formatos y texturas, sabiendo a la vez que lo más importante es la calidad de nuestras primeras materias. A pesar de la transformación que está sufriendo nuestro sector en cuanto a procesos y calidad no queremos dejar de hacer el pan como lo hemos hecho siempre, con calma.

El secreto de un buen pan es el tiempo que necesita la masa para fermentar de manera natural. Dejando actuar nuestra masa madre natural conseguimos una textura, aroma i sabor característicos además de mejores propiedades nutritivas. A diario nuestras 13 tiendas reciben las masas que formamos en el obrador principal para ponerlas en reposo  y más tarde fermentarlas lentamente de manera que podamos ofrecer pan recién cocido durante todo el día.
Utilizamos hornos de suela con piedra refractaria, simulando los antiguos hornos de lenya para  conseguir una corteza crujiente y caramelizada.
Nos distinguimos por nuestros panes rústicos y gourmet que satisfarán aquellos que busquen un pan como el de antes o descubrir nuevas sensaciones para el paladar.
Te proponemos viajar con nosotros al mundo del pan degustando día a día diferentes sabores y texturas... nos acompañas?

 



Separador